Crónicas de un Becario
Por:
Categorías: Blog

El Becario, el extraño ser.

El becario es ese extraño personaje que aparece antes o después en toda oficina . Que camina con esa rigidez , la que cualquier currante siente cuando entra por primera vez al despacho de su jefe , cual corderillo espera tembloroso la estacada final .

Y es que cuando eres becario (por primera vez) entras al trabajo con miedo , rezando por que tu jefe sea simpático , amable y sobretodo comprensivo . Comprensivo por las innumerables cagadas que estas destinado a cometer inevitablemente y que pueden causar un grave perjuicio al clima general de la oficina .Cagadas como echar azúcar en vez de sacarina , fotocopiar torcido , tomarte a mal los marrones que el resto de “compañeros” te metan… ya me entendéis , esas cosas que un becario tiene que tener bien interiorizadas y aceptadas para el día a día.

Por otro lado entras con ilusión , ilusión por empezar cuanto antes a tragar marrones que endurecen el carácter , para que llegue ese momento que cualquier becario tiene en mente . Dejar de ser Becario ,o mejor dicho , que tus “compañeros” dejen de verte como uno. Y así empezar a tragar méritos y dejar los marrones para el siguiente , porque ese es el requisito indispensable que se necesita para llegar a dejar el puesto , que otro te suplante y soporte esa importante carga   para que la empresa no se venga abajo…. y así , también , empezar a hacer cosas mas cercanas a tu formación y menos al mundo de la secretaria y mensajería….

Y esto es lo que me esperaba encontrar… y para lo que me he ido haciendo desde hace meses. Que sin duda es muchísimo mejor que tener que aprender a pasos forzados . Pero lo que me esperó fue bastante diferente , como todo en Amor de Madre .

Becario (1)

 

Y llegó el día…

Para empezar , al llegar a la Agencia Amor de Madre , mi jefa me dio 2 besos para después sentarme en la mesa con mis compañeros (un detalle no sacar la mesa de los peques para que jueguen a sus cosas y no molesten ) .

Después , lejos de pedirme un Café , me lo preparo !!!! Si señor ; eso es algo digno de admirar ya que nunca un Becario en tan poco tiempo consiguió con psicología inversa que su jefe le haga el trabajo . Y ya para rematar la jugada le di un consejo sobre una publicación , y no os lo vais a creer pero me escuchó!! , luego puso lo que le dio la gana , claro esta , pero me escucho y tomo en cuenta , algo inédito .

Y es que después de todo esto cada día es una incertidumbre , una sorpresa en la que te pierdes y no sabes bien lo que ocurrirá pero que la esperas con una sonrisa de oreja a oreja y con ganas de comerte el mundo!