amor de madre
Por:
Categorías: Blog

El blog lo pedía, y yo lo necesitaba. (Y porque me apetecía sentirme un poco real: En estas fechas tan señaladas…)

Soy el padrino, la jefa, la que amenaza con cortar alguna cabeza , la coñazo… vamos, la que paga las nóminas!!!

Sólo unas palabras- esto es muy de rey- para agradecer a los chicos de la Agencia este año lleno de nuevos proyectos, retos e ilusiones.

Gracias a mis chicos:

  • A la que deja maquillaje en el teclado del Mac. Porque nunca no se lo pensó . Porque con solo una mirada es capaz de odiarte o amarte. Ella es así.

  • A la Spice Girl pija. Porque nos ordena la cabeza. Porque nos cuida y nos mima. Porque siempre ayuda con ternura. Aunque de vez en cuando (y por suerte) se desmelene y pida ponerse un poco más “suelta”

  • Al que usa camisas. Silencioso, pero cuando habla, lo clava. Un poeta escondido en un personaje de comic con su peculiar humor inglés

  • Al que adora a las mascotas (y por eso se vestirá de pollo) , porque es un gran tipo (pese a que a veces le cueste creérselo). Colaborador. Siempre dispuesto.

  • Al que por circunstancias de la vida (y del amor) empieza a hablar con acento alemán. Porque es capaz de dar forma y color a cualquier proyecto. Y siempre con una sonrisa

  • A la que el año 2015 le regalará la maternidad. La que piensa con el lado opuesto de mi cerebro. Porque es especial.

  • A los chicos que su segundo nombre es Santi. Por su visión divertida y alternativa de la vida dentro de una pantalla

  • A las siamesas de nombre. Porque son capaces de crear noticias de cualquier cosa y, sobre todo, porque son capaces de comer calabacín sin perder el sentido del humor.

Gracias a todos por apostar y colaborar con la Agencia. Porque una jefa no es nadie sin gente que la apoye.

Ni Amor de Madre sin vosotros.

Espero que el año que viene os tenga cerca a todos y podamos compartir juntos todo lo que nos depara el 2015. Yo me quedo con las risas, los gin tonic de última hora, las burradas que se nos ocurren, la ideas locas, ese sentimiento familiar, la creatividad sin límite, pero sobre todo con cada uno de vosotros. Porque cada uno aportáis algo fresco, diferente y nuevo .

Porque hacéis tan bien vuestro trabajo que me habéis creado necesidad de vosotros.

Supongo que este momento blandito me perseguiré el resto de mis días. Pero es que, los canallas, también tenemos principios.