pirate amor de madre
Por:
Categorías: Blog

Por algún motivo que desconocemos, se ha extendido el rumor de que en las agencias de publicidad se vive muy bien. Que si nos pasamos el día de cañas, que si los horarios no son exactamente horarios, que si no nos falta música en la oficina… Desde Amor de Madre queremos deciros que esto es completa, absoluta e irrefutablemente… cierto.

Ojo, que no en todas las agencias se trabaja igual, eso está claro. Y por supuesto, la vida en publicidad no es una fiesta continua. Como todos, también nosotros pasamos épocas de esas de trabajar hasta que se te caen los ojos, de dormir más bien poco y de vivir con el teléfono pegado a la oreja. Ahora bien, una cosa es que todas las agencias sufran los mismos males, y otra muy diferente que todas los sepan capear de manera que el estrés no empañe las ganas de seguir en esto.

büro frau im stress

Por eso, en Amor de Madre tenemos una filosofía que no todo el mundo comparte, pero que a nosotros nos funciona de maravilla;

trabajamos como marines, pero vivimos como piratas.

 

Y es que somos conscientes de que un trabajo de calidad requiere mucho tiempo, mucha dedicación y mucho esfuerzo, pero ¿es realmente necesario que sea una tortura? ¿Es necesario trabajar a latigazos? Nosotros creemos que no. Aquí se trabaja duro, por supuesto, pero solo porque tenemos la extraña capacidad de apasionarnos con cada proyecto. Así que no necesitamos un cuentas que nos apriete las tuercas cada 10 minutos, ni sentir la mirada en la nuca del jefazo de turno para ser eficientes. Aquí se mima la creatividad como solo una madre la mimaría.

20150602_122002

Estamos firmemente convencidos de que un creativo estresado e infeliz, no puede ser un buen creativo. Porque si tu cerebro está lleno de preocupaciones ¿cuánto espacio queda para las buenas ideas? Por eso creemos que las normas hay que cumplirlas hasta que es necesario saltárselas. Bien sea porque has trabajado hasta tarde y te mereces una mañana de recuperación, porque con una cerveza bien fría piensas mejor o porque no razonas con el estómago vacío. En cualquier caso, la publicidad nos parece algo demasiado apasionante como para terminar odiándola por no saber gestionar bien el trabajo.

¿Y en qué se traduce todo esto? Creativos más felices y motivados, ideas frescas recién salidas de mentes reposadas y proyectos hechos con mucho mimo y mucha dedicación.

Porque en Amor de Madre sabemos que la vida de agencia puede ser la mejor vida, y nos gusta que sea así.